domingo, 6 de diciembre de 2009

Música y Pasión


Eso es lo que sentimos todos los que ayer sábado 5 de Diciembre asistimos al concierto del Zinger Septet.

Este grupo de cámara formado por músicos valencianos de primera fila y con los magistrales arreglos del Uruguayo afincado en Estados Unidos Pablo Zinger.

No es la primera vez que tengo el inmenso placer de escuchar este grupo, hace tres años que actúan en mi localidad y en cada ocasión consiguen despertar esa parte de pasión que todo músico tiene (o debería tener) en su interior.

La primera vez que escuche a este grupo (en el año 2007) hicieron un memorable concierto de tangos. Las interpretaciones de tangos de ayer, hoy y siempre nos dejaron al público con un gran sabor de boca.



El pasado año tuvimos el gran honor de escuchar la versión de concierto de María de Buenos Aires, obra del genial autor argentino Astor Piazzolla. En ella ya comencé a declararme seguidor de este maravilloso grupo y de la maestría que derrocha Pablo Zinger al frente de un grupo de músicos extraordinario.

María de Buenos Aires supone una nueva lectura, no sólo del tango argentino, sino también de toda la música que empapa el aire del arrabal porteño. De entre todas las piezas que componen esta ópera, me quedo con la Fuga y Misterio (de una belleza y complejidad asombrosa).


Y este año hemos rizado el rizo, superando lo ya de por sí insuperable. La fórmula para hacerlo ha sido la de incorporar un par de bailarines que engrandecen el tango hasta límites insospechados. En la actuación de ayer tuvimos la suerte de ver el buen hacer de una bailarina de mi localidad: Magdalena Fuertes y Matías Lorca.

A la salida del espectáculo la opinión era unánime: todos estábamos enamorados del tango. La música de la pasión tocada con pasión había conseguido que todos nos sintieramos transportados a los barrios de Buenos Aires y salieramos pensando en la próxima actuación de este increíble grupo.

Desde aquí quisiera dar las gracias a estos músicos que nos traen un espectáculo con mayúsculas año tras año, para que podamos disfrutarlo y emocionarnos como nunca.

1 comentario:

SilviaE.D. dijo...

Hola Ramón!
Gracias!
Me emociona que la música de mi tierra cause tantas sensaciones allá, en el Viejo Continente!
Para los "tangueros ortodoxos" (si es que se los puede llamar asi), Piazzolla "deformó" el tango....para los que sabemos música, en realidad lo enalteció, le dió otro color, otro sabor(se nota mi fanatismo, no?)
Escuchar las "4 estaciones porteñas" o "Adiós Nonino" o "Balada para un loco" es lo más hermoso que pueda haber en la vida.
Un beso grande!
y.... Gracias de nuevo por hacer conocer la música de mi país.