martes, 18 de enero de 2011

No hay que desfallecer: Pascal Kleiman

Esta frase es muy socorrida para nuestros alumnos, que se encuentran con más de un problema "infranqueable". Cuando esto sucede me gusta hablarle de aquellas personas que, lejos de desfallecer, han continuado con su vida, consiguiendo cosas que, en un principio, parecen imposibles.




Este es el caso de Pascal Kleiman, un DiscJockey algo especial. Pascal nació sin brazos, pero eso no fue un problema para él. Todo lo contrario, comenzó a usar sus pies para todas las tareas cotidianas y para su trabajo profesional. Su vida se llevó al cine con el nombre de "Héroes. No hacen falta alas para volar", que recibió un Goya en la categoría de mejor Cortometraje Documental.

Es todo un espectáculo ver como trabaja, sin desaliento ninguno y demostrando que una persona puede superar todos sus problemas e impedimentos, desarrollando un trabajo más que digno.

Es posible que lo conozcáis por haber participado en un programa de televisión llamado Tienes Talento, donde alcanzó las semifinales (aunque no tuvo suficiente tiempo para demostrar todas sus cualidades).

Quisiera que, al ver a Pascal trabajando, llegarais a la misma conclusión que yo: No hay que desfallecer en ningún momento, siempre podemos seguir adelante.




1 comentario:

Blogger dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.