domingo, 4 de julio de 2010

Fin de Curso

Cuando empezó mi andadura como profesor, creía que sería algo pasajero, una estación de mi vida que me llevaría a otro lugar, quizás una orquesta o un Conservatorio.

La enseñanza Secundaria siempre ha estado entendida como un lugar en el que se trabaja mucho y no hay recompensas. No estoy de acuerdo con esta definición. Mi trabajo de Profesor de Secundaria tiene muchas recompensas, aunque alguna de ellas las obtenga con el paso de los años.

Cuando un profesor comienza el curso lo hace lleno de ilusión, ganas por enseñar, alegría... Tarde o temprano los alumnos le colocan en su sitio. Los proyectos tienen que ser menos ambiciosos, sólo unos pocos te atienden, etc.

Pero la mayor satisfacción que podemos tener como profesores, si no lo sois no se si entenderéis este pensamiento, es encontrar, de vez en cuando, que un alumno se queda impregnado de lo que le decimos, nos presta atención y nos hace un poco suyos.

El curso ha terminado, por ahora, y espero que estos alumnos que han tenido la suerte, o la desgracia, de conocerme un poco mejor, se lleven un buen recuerdo de todos sus profesores, y, sobre todo lleguen a ser mejores personas.

El ejemplo de lo que estoy diciendo lo tenemos en este recital que hicieron, en las horas libres, con los bocadillos en la mano, un grupo de alumnos que querían poner su grano de arena en el homenaje que se rendía a Miguel Hernández. Ellos me convencieron para que sacara tiempo de donde fuera y les grabara el vídeo. También fueron ellos los que me tuvieron que recordar que querían ver el vídeo y que lo pusiera a disposición de todos, pues es la forma que tienen, como ciudadanos de acercar un poco más la figura de un gran poeta a todos los que deseen oírlo.

Cuando pasan estas cosas es cuando un profesor obtiene su máximo beneficio, el sueldo de un maestro está formado por las alegrías que obtiene con alguno de sus alumnos, con lo que tengo que decir que soy inmensamente rico.

Gracias a todos. Feliz Verano.



7 comentarios:

SilviaE.D. dijo...

Hola Ramón!!!
Es tan cierto lo que decis!!!!!
Los profesores y maestrso SOMOS INMENSAMENTE RICOS!!!
Ricos en alegria, en afecto, en recuerdos...en la vida misma....
Las recompensas son interminables....cada vez que pasa el tiempo son mas,sin dudas.
Feliz descanso de verano....por acá , la semana que viene comenzamos el receso de invierno..
Un beso grande!!

Antonio dijo...

Muy bonito, Ramón. Como decía el anuncio, millonarios en ilusiones.
Buen verano.

Euterpe dijo...

Ramón, yo nunca he tenido alumnos tan entusiastas, que me pidan algo así... Igual que tú imaginé que esto de la Secundaria iba a ser transitorio; soñaba y sueño con trabajar en Alemania: ¿quizás como profesora de español? Pero voy a cumplir mi primer sexenio en estas lides.
Invito a todos al blog en español que dedico al excelso coro de niños de Tölz; espero que encuentres allí recursos para emplearlos en clase, hay varios: podcasts, reseñas, comentarios sobre determinados solistas... Aquí todo. Gracias.

Ramón dijo...

Buen verano a todos.

Euterpe, con tu permiso te añado a mi lista de blogs.

Sigue adelante con tu labor. Todos somos necesarios para que la música siga adelante.

Euterpe dijo...

Permiso concedido, y con mi agradecimiento por tus amables palabras. Espero que, además de como disfrute personal, mi blog te sea de utilidad con los alumnos.

queesloquesuena dijo...

Trabajar con jóvenes tan dispares como los que tenemos nosotros en secundaria no tiene precio, sin duda, mucho más vivo y enriquecedor que trabajar en un conservatorio o una orquesta!!!

Ramón dijo...

Muchas gracias Ignacio.

Gracias también por tus artículos, suponen un chorro de aire fresco para mí.

Un abrazo. Feliz verano