lunes, 12 de enero de 2009

Lady marmalade

Si a mi alumnado le preguntáramos sobre este personaje, Lady Marmalade, seguramente contestarían que se trata de una canción que aparece en una película musical: Moulin Rouge.

Evidentemente ellos conocen la versión de 2001, con Nicole Kidman y Ewan McGregor como protagonistas. Lo que desconocen es que este Molino Rojo, es un cabaret que podemos encontrar en París, al lado de Montmartre. Asimismo tampoco saben que se han realizado más de diez películas basadas en las aventuras y desventuras que ocurren en este local.

Pero no quiero hablar del local, eso sería más propio de algún blog dedicado al turismo. Aquí quiero hablar de la canción que da nombre al artículo. Lady Marmalade es una mujer de la que sólo conocemos el nombre y que se pasea por las calles de Nueva Orleans, seduciendo a los hombres que encuentra a su paso. El estribillo contiene una serie de palabras sin sentido (scat) y una parte en francés que supuso (cuando apareció) un grito de guerra feminista: la mujer podía tomar las riendas en la relación.

La razón por la que hablo de esta canción es porque he conocido a la auténtica Lady Marmalade: se trata de una maravillosa artesana que ha conquistado mi estómago gracias a su buen hacer con las mermeladas que vende. Sacramento, junto con su marido Germán, son los responsables de una empresa artesanal de venta de dulces: La Cartuja de Vall de Cristo. Un día hablando con ella me comentó que, de broma, le llamaban Lady Mermelada, y yo le prometí escribir un artículo en mi blog de música. Una cosa llevo a la otra y, como lo prometido es deuda, aquí os la presento.

Tan sólo siento que no podáis participar de la alegría gastronómica que supone probar las distintas variedades de dulces que vende (con gran maestría) mi amiga y que fabrica (con insuperable acierto) su marido.

Lady Marmalade. Versión original. Labelle




Lady Marmalade. Versión de la película Moulin Rouge.

3 comentarios:

SilviaE.D. dijo...

Hola Ramón!
Una verdadera tentación el negocio de tu amiga...con lo que me gustan los dulces!!
Beso!

extractos... dijo...

Ummmmmhhh, tendremos que probar esa mermelada.

Un saludete

Ramón dijo...

Pues nada.

Comenzamos una nueva experiencia.

Me hago vendedor de delicatessen.

Interesados ponerse en contacto conmigo.

Un abrazo a las dos.